Todo lo que debes saber sobre las cesantías


Cuando tenemos el beneficio de tener un contrato laboral directo con una empresa, se tienen ciertas ventajas, entre estas, recibir anualmente las cesantías y los intereses de las mismas.

En algunas empresas se tiende a liquidar el contrato anualmente y en esa liquidación le cancelan lo correspondiente a las cesantías, esta práctica no es muy beneficiosa para los empleados, ya que este dinero se vuelve lo que comúnmente llamamos “dinero de bolsillo” y nos lo gastamos en cosas que no son relevantes para nuestro futuro.

Sin embargo, si tu empresa anualmente consigna tus cesantías en el fondo correspondiente para las mismas, estas constituyen un ahorro que puedes usar principalmente en tres condiciones:

Desempleo:

Cuando nos quedamos sin empleo, podemos retirar las cesantías para que nos apoyen durante el tiempo que estemos sin trabajar y de esta manera sostener nuestros gastos y los de nuestra familia. En este caso, para retirarlas debes presentar al fondo de cesantías en donde fueron consignadas tu documento original, una fotocopia del mismo y una prueba de que tu contrato laboral fue terminado (puede ser certificación laboral con fecha de ingreso y retiro o la liquidación).

Vivienda:

Para usar las cesantías como vivienda y aun te encuentras laborando, debes ace4carte a la oficina de gestión humana con fotocopia de tu cedula, documentos que certifiquen la compra de vivienda, o remodelación de la misma. Allí la oficina de gestión humana realizará el trámite directamente con el fondo de cesantías para que te sean consignadas en tu cuenta.

Educación:

Deberás acercarte directamente al fondo de cesantías con el certificado de la entidad educativa y el formulario de pago en donde registren los valores correspondientes a estudio. De esta manera el fondo de pensiones gira el dinero directamente a la entidad educativa. Ten en cuenta que las cesantías se utilizan solo para educación superior. En caso de que sea para educación de hijos debes anexar el registro civil de nacimiento y si se trata del conyugue, el registro de matrimonio o de unión libre.

Por ultimo:

Te en cuenta que las Cesantías son un ahorro que puede ayudarte a lograr grandes propósitos, como tu vivienda propia o tus estudios profesionales y los de tu familia. No hagas mal uso de ellas, pues, te pueden hacer falta en el momento menos pensado.