Pasos para obtener tu vivienda a través de tu trabajo

 

Decide Tener Tu casa Propia

No es lo mismo soñar, que hacer realidad tus sueños. Toma la decisión de conseguir tu casa y cuando de verdad estés decidido a lograrlo, pasa a la siguiente fase.

 

 

 

Revisa tu estado financiero

Revisa si tienes créditos vigentes, en qué valor están y si estás al día con las cuotas. Si estás atrasado o dejaste de pagar algún compromiso financiero, muy probablemente estarás reportado en las centrales de riesgo financiero y esto te impedirá obtener un crédito bancario. Lo primero, sería hacer un plan de pago de dichas deudas y limpiar tu estado financiero. Esto no será de un día para otro, pero empieza ya, ponte un tiempo para estar al día con tus deudas y luego ve al siguiente paso.

 

 

 

Plantéate Metas

Define: ¿En cuánto tiempo quieres tener tu vivienda propia? ¿Cuánto tiempo te tomará ponerte al día con tus deudas? ¿Cuánto tiempo y cuánto dinero debes ahorrar para la cuota inicial de tu casa? Recuerda que para acceder al subsidio familiar debes tener ahorrado el 10% del valor total de tu vivienda.

 

 

 

Ahorrar

El ahorro programado del que todos escuchamos hablar, es el primer paso cuando quieres tener una vivienda propia, debes proponerte ahorrar, aun cuando este ahorro sea mínimo. El valor de tu ahorro depende de la rapidez con la que quieres lograr tu sueño. Entre mas ahorres, mas pronto podrás acceder a tu casa propia. Empieza estableciendo metas realistas y manteniendo tus gastos bajo control.

 

 

 

Congela tus cesantías

El quinto paso para tener tu vivienda propia es congelar tus cesantías. El tener un empleo estable te permite automáticamente ahorrar al año un mes de salario que corresponde al valor de tus cesantías, ese dinero solo puede ser utilizado para estudios superiores o para vivienda. Entonces debes ser responsable y cuidar tu empleo para contar con este dinero que te servirá como ahorro adicional para lograr tu sueño de vivienda propia.

 

 

 

Escoge tu vivienda

Si estás escogiendo tu vivienda, ya has logrado el principal reto, tener un ahorro para tu vivienda, ahora decide cómo y dónde quieres tener tu vivienda propia, visita los proyectos de vivienda que ofrecen las constructoras y escoge tu casa, apóyate en la Fundación Seguridad de Occidente.

 

 

 

Pide el crédito

Con el ahorro, habiendo escogido tu vivienda y sabiendo que tienes el respaldo de una estabilidad laboral en una empresa sólida, ya puedes acercarte a la entidad financiera y pedir tu crédito para completar el valor de tu casa.

 

 

 

Solicita el subsidio de vivienda

De acuerdo con tus ingresos, tienes un valor asignado para el subsidio de vivienda, pide esta información en la Fundación Seguridad de Occidente o en la caja de compensación familiar e inscríbete para que recibas tu subsidio de vivienda.

 

 

 

Disfruta tu casa propia

Tener un techo propio, un lugar que nos acoja, al que nos guste llegar y que nos de pertenencia, confianza y tranquilidad, es un anhelo que nos identifica a muchos. Algunos lo ven como un imposible, otros en cambio, luchan y aun con todas las adversidades, logran realizarlo.